• info@culturafinanciera.org

bible

EL ÉXITO Y LA BIBLIA

Todo el mundo desea conocer el secreto del éxito. Y no cabe duda alguna que las personas que han alcanzado el éxito saben cómo llegar hasta ese lugar.

Es muy importante conocer y contar la historia de personas exitosas. Sus historias motivan, cautivan e invitan a imitar ese tipo de decisiones y estilo de vida. La atracción para muchos se basa en el estilo de vida que estas personas exitosas llevan. Sin embargo, nadie niega la evidencia de esfuerzo, constancia y dedicación. Todos sabemos que el éxito no es algo que surge de la noche a la mañana. Cuando un cantante famoso cuenta su historia uno se da cuenta que no empezó ayer.

Marcos Witt comenta que muchos jóvenes y padres de familia quieren que sus hijos sean grandes líderes de alabanza. Quieren empezar ahora y tener el impacto que Dios le ha dado a él, ahora. Marcos rápidamente les menciona que dedicó más de diez años al estudio de la música y que en ese tiempo aprendió más que música. Aprendió que lo más importante para alcanzar el éxito es servir.

Sean Covey ha tenido una gran trayectoria de éxito en los negocios. Él cuenta esta historia: Durante el tiempo de la recesión económica de Estados Unidos, entre 1978 y 1980, había dos empresas que se dedicaban a lo mismo. Ambas empresas eran exitosas, pero su administración era diferente. El dueño de una empresa quería todos los beneficios de su empresa para él. Mientras que el otro estaba dispuesto a compartir los beneficios de la empresa con sus empleados.

Durante la recesión una de las empresas sobrevivió mientras que la otra se fue a la bancarrota. ¿Qué pasó? Durante el tiempo difícil, los empleados del dueño que quería todo para él, prefirieron perder su empleo e irse a la bancarrota antes que ayudarlo. En la otra empresa los empleados juntaron sus ahorros, se dieron un 25% de recorte salarial y la empresa prosperó, sobrevivió en la recesión y hoy sigue operando con la más alta calidad de refracciones reconstruidas en el mundo.

Amigo empresario, lo sabemos muy bien, el éxito no es algo que por casualidad o suerte se alcanza. El camino al éxito está pavimentado con principios probados por el tiempo, en diversas culturas y bajo todo tipo de situación. ¿Cuáles son estos principios? La base fundamental de toda persona exitosa contiene integridad, excelente servicio, deudas mínimas, productos de valor y alta calidad para el consumidor.

Pero la tendencia de hoy es diferente, lo que está de moda es generar con dinero ajeno la posibilidad de ganancias sin asumir el riesgo personal en la inversión. Los préstamos aparecen como ferias de pueblo, todo el mundo lo está gozando: ¡Pase y pida prestado! y al final no podemos dormir, estamos de mal humor y nada ni nadie nos puede sacar de la deuda. Excepto, quizás… ¡otro préstamo!

La presión por las deudas obliga a recortar gastos y termina abaratando el producto final. Buscando el éxito sacrificamos calidad, mercado a mediano y largo plazo, la libertad financiera y de paso, nos hacemos siervos o esclavos del acreedor.

Hay un libro poco conocido como Guía para los negocios, que contiene todos los secretos del éxito comprobados por el tiempo. Este libro describe al hombre exitoso, los principios y valores que rigen su poder de decisión, y las prácticas de cada área de su vida. Me imagino que usted ya conoce este libro y lo ha leído de tapa a tapa. He tenido el privilegio de conocer a varios hombres de negocios muy exitosos y ellos concuerdan que este libro es el de mayor sabiduría para los negocios y además garantiza resultados. Amigo, lea la Biblia.