• info@culturafinanciera.org

secretos-bolsillo-cultura-financiera

Secretos para su bolsillo, ideas prácticas para estirar el salario

“Cuida los centavos, que los pesos se cuidan solos”, dice con regularidad mi madre. Yo creo que este proverbio, justamente, es una de esas ideas provenientes del árbol de la sabiduría popular que, a pesar de no venir de grandes eruditos, tiene mucho de verdad.

Cuando más viajo por el mundo y me encuentro con gente altamente exitosa en el manejo del dinero no puedo menos que admirar su espíritu de ahorro y su deseo de estirar al máximo sus recursos económicos -no porque sean gente pobre, sino porque los mueve el deseo de manejar bien los recursos que tiene disponibles.

Esa tendencia en el carácter es consistente con un estudio realizado en EEUU entre familias millonarias. La gran mayoría de los 1115 millonarios en EEUU, de acuerdo al libro “The Millionaire Next Door” escrito por Thomas Stanley y William Danko, disfrutan de sus comodidades, pero odian el derroche. Son capaces de comprarle un tapado de visón a su esposa, pero les molesta que una lámpara quede encendida toda la noche y derroche energía eléctrica.

Estos millonarios viven siempre dentro de sus posibilidades económicas, usan el tiempo, esfuerzo y dinero de maneras que les beneficiará económicamente, creen que la independencia económica es mucho más importante que la demostración de status social, sus padres no les proveen de ayuda económica, sus hijos adultos son económicamente independientes, aprovechan las oportunidades del mercado y eligen las carreras apropiadas.

Aunque usted y yo no seamos millonarios, creo que, de todas maneras, podríamos beneficiarnos de un par de secretitos que podrían ayudarnos a ahorrar unos pesitos en el presupuesto familiar. Las ideas no son todas mías. Muchas han sido tomadas del libro “Creative Home Organizer”, escrito por Emilie Barnes. Ojalá que pueda usar alguna de ellas y poner un par de pesitos mas en sus ahorros ya sea que los guarde en el banco o debajo del colchón.

Compras:
• Hága una lista de las cosas que va a comprar en el mercado y no se desvíe de ella.
• Coma antes de salir de compras. Le ayudará a concentrarse mejor y a no comprar comida extra.
• Compre las especias al por mayor. Le saldrán más baratas que las que vienen ensobradas.

Cocina:
• Para hacer huevos fritos que sean perfectamente redondos, en vez de comprar algún aparato especial, simplemente hága un agujero en una rodaja de pan lactal con un vaso boca abajo. Colóque el pan en la sartén, rompa el huevo y derrámelo en el hoyo.
• Si cocina legumbres, cocínelas enteras, con toda la piel. Serán mucho más nutritivas porque retendrán mejor las vitaminas y minerales. También será mucho mas fácil de pelarlas.

Salud:
• Si quiere digerir apropiadamente, aprenda a comer en paz. Le ayudará a mantener tanto su cuerpo como su familia en un mejor estado de salud.
• También acostúmbrese a comer, por lo menos, una comida con toda la familia cada día. La Asociación de Nutricionistas de California dice que los niños tienen la tendencia de imitar los hábitos de los mayores aprendiendo a elegir alimentos más nutritivos y saludables cuando sus padres no se encuentren presentes.
• Coma tantas claras de huevo como quiera, pero evite comer las yemas. La yema de un sólo huevo tiene toda la cantidad de colesterol que su cuerpo necesitará para el resto del día. Limítese a comer huevos y sus derivados solamente dos o tres veces por semana.
• La gente que, en vez de tomar un vaso de leche, toma bebidas cafeinadas como el café, el té y los refrescos “colas”, pueden tener el problema de no estar recibiendo la suficiente cantidad de calcio en su cuerpo, e incluso, pueden estar perdiendo este importante componente de nuestros huesos. Se ha comprobado que una taza de café puede hacerle perder a través de la orina hasta seis miligramos de calcio más allá de la cantidad que su cuerpo pierde en forma natural.

Limpieza de la casa:
• Para limpiar efectivamente sus ventanas y espejos, luego de lavarlos séquelos con un papel de diario en vez de usar tohallas de papel o de tela.
• Para pulir cobre no compre químicos. Hága una mezcla de vinagre y sal y pula el cobre de sus casa con ella. Disfrutará de cobre resplandeciente y de un par de pesos más en su bolsillo.
• Si tiene problemas con olor a cigarrillo en alguna habitación o en su lugar de trabajo, simplemente humedezca una tohalla con vinagre y muévala por el área con problemas. También si pone vinagre dentro de platos hondos mantendrán la habitación desodorizada.
• Si quiere un limpiador multipropósito mezcle media taza de amoníaco y una taza de bicarbonato de sodio y divida la mezcla dentro de dos botellas de dos litros (o una de un galón, en EEUU). Agregue dos tazas de agua tibia, tape cada botella y agítelas. Finalmente, agregue 6 tazas más de agua en cada botella (12 en la de un galón). Use media taza de limpiador por cada balde de agua o úselo sin diluir para rociar sobre los muebles de la cocina o limpiar la cerámica.
• Para remover las manchas de humedad use una mezcla de una cucharada sopera de agua oxigenada en una botella de dos litros de agua.

Limpieza en la cocina:
• Cuando, luego de enjabonar sus platos usted use una tina o pileta llena de agua para enjuagarlos agregue una taza de vinagre al agua para cortar cualquier residuo de grasa o jabón. Sus platos lucirán brillantes y se verán totalmente limpios.
• Si usted vive en una zona donde se le acumula calcio en el fondo de las teteras, pavas o contenedores de agua, mantenga una o dos bolitas de mármol o vidrio (como la que usan sus niños para jugar en la escuela) en el fondo de ellas. Con el uso, al moverse de un lugar a otro, no permitirán que los sedimentos tengan la posibilidad de aferrarse a las superficies.
• Si tiene cubiertos de plata y no quiere que se le oscurezcan, colóque en la caja donde los guarda un pedazo de tiza, como la que se usa para escribir en las pizarras de las escuelas.

Lavado de la ropa:
• Colóque en el lavadero de la casa tres canastos. Márquelos “blanca”, “oscura” y “mezcla”. Provea a cada miembro de su familia con una pequeña canasta o bolsa para colocar la ropa que quieren que sea lavada. Enseñe a su familia que cada día, antes de ir a dormir, deben vaciar sus canastas personales en las que están en el lavadero, de acuerdo al color de la ropa. Cuando el momento de lavar la ropa llega, usted se ahorra el trabajo de dividir la ropa y la tarea se hace mucho más rápida.
• En vez de comprar líquidos para el enjuague final de la ropa, agregue una cuarta taza de vinagre blanco al momento del enjuague en su lavarropas. Eliminará la estática de las telas, le dará un olor fresco a su ropa removiendo el jabón y mantendrá limpio el desague del lavarropas removiendo el jabón que siempre se pega a las tuberías.
• Para que el tiempo que invierte planchando la ropa de su familia pase mucho más rápido, acostúmbrese a orar individualmente y específicamente por el miembro de la familia al que pertenece la ropa que está planchando.

Para más información y material visite:
www.culturafinanciera.org
También puede escribirnos a: info@culturafinanciera.org